Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil

El trabajo de niña

El trabajo de niña
Fecha: 11/06/2010
Autor: INMAYORES

El trabajo infantil se define como "aquellas actividades económicas y/o modos de supervivencia, remuneradas o no, llevadas a cabo por niños, niñas y adolescentes menores de 18 años"1. El trabajo infantil aleja a los niños del sistema educativo, reproduciendo la situación de pobreza.

El impacto de esta experiencia en lo singular es una marca que la persona portará a lo largo de su vida, enfrentándola a dificultades para su desarrollo. Aunque desde la resiliencia pueda generar algunas oportunidades.

El envejecimiento de las personas que trabajaron en la infancia, se ve profundamente marcado por esa experiencia, con la cual continúan sosteniendo sus proyectos de vida. En Uruguay esta problemática fue históricamente más frecuente en los afrodescendientes; asociada a niñas en tareas domésticas, a cambio de residencia y una -en general inexistente- formación. Situación llamada pupilaje.

"Las familias de sectores medios y altos sujetaron laboralmente a niños afrodescendientes bajo la denominación de «criados». Este término poseía una doble connotación, de amparo y de trabajo, por lo que el pupilaje era definido a través de las responsabilidades del «tutor» y las órdenes del «patrón». El empleo de menores como sirvientes reflejó la continuidad de una especialización laboral impuesta durante la primera mitad del siglo XIX. Aún avanzado el siglo XX, a pesar de la abolición legal de la esclavitud, ciertas costumbres daban cuenta de la existencia de «prácticas esclavistas» en algunas estancias y casas de familia, tanto en el interior como en la capital del país, donde continuaron empleándose niños y jóvenes afrodescendientes de familias pobres para el servicio doméstico, a cambio de alojamiento, comida y en ocasiones educación"2.

"(...) el grado de ilustración
e instrucción que recibimos

Son las únicas causales
y por ende el gran factor
lo demás, son derivados
de la línea de color (...)"

Pilar Barrios, Piel Negra 3.

María Farías es portavoz de la historia de su infancia. Cuando niña, desde finales de la década de 1940, trabajó como doméstica en condiciones de violencia extrema. Su historia, con elementos compartidos por muchas mujeres afrodescendientes, sensibiliza desde la perspectiva del paso del tiempo, sobre la problemática del trabajo infantil en el Uruguay actual. Permite enriquecer el nivel de discusión que nuestra cultura tiene acerca del tema para generar acciones hacia una sociedad sin estas formas de abuso.

"Yo era menor y ella era responsable de mí", recordó María. Al escucharla destacamos dos sentidos posibles de su vivencia del trabajo infantil. El impacto de haber sido una niña trabajadora en el desarrollo de su envejecimiento -en la construcción de sus proyectos de vida- y cómo estas vivencias sirven para comprender en perspectiva el problema de las niñas y niños que trabajan en la actualidad.

"De chica -recordó- mi madrina tenía la estancia en Cerro Largo, lindera con Brasil y Rivera. Ahí a mi papá lo criaron, después se casó y estuvo viviendo en ese lugar". Si bien los padres vivieron con María en la estancia, cuando la patrona -que era su madrina- se mudó a la capital de Rivera, la llevó consigo. Tenía poco más de un año.

Cuando su madrina se mudó a Montevideo la llevó para trabajar como doméstica en la casa. "Yo trabajé desde chica con ella. Porque yo tenía 6 años y ya me tenía que subir arriba de un banquito para poder lavar los platos, para fregar".

"Dormía en el cuarto con ella, porque si no decía que yo me podía escapar. Para dormir la siesta se acostaba y me ponía en una alfombra al lado de ella, en una colchoneta, entonces yo dormía ahí. Me acostaba a dormir la siesta. Cuando se dormía, me subía al altillo y me ponía a leer". Practicaba la lectura en esos ratos. Aprendió a leer en base a lo poco que le enseñó la maestra que le daba clase a la niña de la casa. Era esa maestra quien le ponía ejercicios en un cuaderno, que María escondía para que su patrona no los rompiera.

Trabajó junto con otra muchacha en la casa, unos años mayor que ella. La patrona prohibía que tuvieran amistades y llegado el momento que tuvieran pareja. "No quería que saliera nadie de al lado de ella. Quería estar con toda la gente que ella crió".

Su situación de pupila en la casa, con la consiguiente exclusión del sistema educativo, determinó que sus encuentros con otras personas fueran mediados por su tarea. Al trabajar todo el día y no ir a la escuela, las personas con las que María recuerda vincularse son: los hijos y sobrinos de la señora, la maestra particular de ellos, algunos comerciantes y unas vecinas del barrio.

"El diariero me había regalado castañuelas y me había enseñado más o menos cómo se baila el español, porque era gallego. Me enseñó a bailar la rumba flamenca que era lo que yo bailaba cuando ella hacía las fiestas, que me ponía en una mesa y me hacía bailar".

La rebeldía

María trabajó en la casa de su madrina hasta los 17 años, "fue cuando me fui a la casa de mi mamá que ya estaba viviendo acá en Montevideo". Esa decisión, "mi primera rebelión", como dijo, se desencadenó en un episodio muy violento: "Cuando me fui de la casa de ella me fui lastimada, salí disparando escalera abajo. Tenía el dedo lastimado, porque ella me agarraba con el cuchillo, una cuchilla grande que tenía, y yo luchaba. Yo tenía fuerza porque me hacían levantar los colchones de lana, que pesan el doble de los de ahora, tenía que levantarlos con diez años, sacarlos para afuera, sacudirlos, sacudir las alfombras, cosa que en la actualidad tiene que hacerlo una persona mayor. Ella era grande pero yo me puse a luchar con ella. Porque ella decía: -Te quiero cortar las trenzas. Porque tenía trenzas largas. Me dejaban el pelo largo, me ataban unos moñones rojos. Y ese día me decía: -Te voy a cortar las trenzas, te voy a degollar. Yo me puse a luchar, la tiré y entonces aflojó. Salí puerta afuera. Envolví las manos en un delantal que tenía y me fui. Venía el diariero y yo le pedí plata para el ómnibus".

Este episodio que refirió María, fue el último ataque que permitió. Anteriormente, una vecina le curaba las heridas a escondidas cuando la lastimaban.

Después trabajó como doméstica con cama, "yo de ahí me puse muy rebelde, porque me gritaban un poco y yo ya me enojaba y me iba. Y allá mamá me llevaba para otro trabajo". También trabajó ayudando a su madre, que hacia fines de la década de 1950 había puesto una lavandería.

María Farías, además de madre de 17 hijos, es bailarina y artesana. La danza, no es sólo su arte, es su vocación y actualmente uno de sus trabajos. Baila en la comparsa La Chilinga, donde trabaja con su compañero de vida y amigos.

Recuerda la primera vez que salió en carnaval, fue en un desfile de Rivera, cuando tenía dos años. El carro alegórico representaba una gallina con sus pollitos naciendo, "yo era el pollito negro", recordó.

Cuando comenzó a bailar profesionalmente era mayor de edad. Fue en la comparsa del barrio La Unión, Guerreros de la selva, en la que salió siete años. Bailó el candombe de comparsa, especialmente la danza del afro. "Empezó carnaval, empezaron los ensayos ahí cerca de casa, le digo [a mi madre]: -Yo quiero salir ahí. -Sí, pero sola no podés ir. Entonces iba con mi hermano más chico".

María actualmente es Mama Vieja de comparsa y transmisora de la tradición de la danza del afro. Comenzó a bailar la rumba flamenca gracias al vecino español que le enseñó siendo niña. Danza que tiene, en su origen cubano, una fuerte impronta africana.

 

1Definición del Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil.

2 Breve historia de los afrodescendientes en el Uruguay. (A. Frega, K. Chagas, O. Montaño y N. Stalla). En: Población afrodescendiénte y desigualdades étnico-raciales en Uruguay. (Coord. Lucía Scuro). PNUD, Uruguay. 2008, p. 18. Disponible en: www.ine.gub.uy/biblioteca/Afrodescendientes.pdf

Pilar Barrios (Garzón, Rocha 1889 - Montevideo, 1974) fue un poeta afrouruguayo. "Piel Negra" fue publicado en la revista Nuestra Raza, Montevideo, 1947.

Redes sociales de Inmayores Cuenta oficial del MIDES en Instragram Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Social Cuenta oficial del MIDES en Twitter