Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Reconocimiento de las personas mayores como grupo específico de protección de derechos

Mayor protección

Mayor protección
Fecha: 27/10/2015
Autor: Inmayores

El 15 de junio de este año se aprobó en la Organización de Estados Americanos (OEA) la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, constituyendo el primer instrumento vinculante de derechos humanos para personas mayores a nivel mundial.

Uruguay es uno de los cinco países firmantes junto con Argentina, Brasil, Chile y Costa Rica, y se encamina hacia su ratificación. La Convención representa un nuevo marco de trabajo que tendrá impactos no sólo a nivel normativo, sino también como instrumento político que extenderá el proceso de ampliación institucional y definición de políticas públicas dirigidas a las personas mayores.

En la apertura de la actividad participó el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, quien destacó la importancia de ratificar este instrumento como marco para garantizar los derechos de las personas mayores. Afirmó que históricamente Uruguay ha tomado los compromisos internacionales como desafíos y como impulso para elevar los estándares de protección de los derechos humanos.

La oficial a cargo de la oficina de UNFPA, Valeria Ramos destacó el enfoque de género presente en la Convención como forma de visibilizar y reconocer los derechos de las mujeres adultas mayores. Es el primer instrumento que plantea las desigualdades de género en la vejez. Asimismo, destacó el impacto a futuro que podría tener esta Convención en el proceso de elaboración de un instrumento jurídico de estas características en el ámbito de las Naciones Unidas.

En el desarrollo de la conferencia la directora del Imayores, Adriana Rovira señaló que la Convención constituye un instrumento que rompe con la dispersión normativa existente hasta el momento y reconoce a las personas mayores como un grupo específico para la protección de sus derechos. A su vez, la Convención incorpora temas como la violencia y el maltrato en la vejez y los derechos de las personas mayores que reciben servicios de cuidado a largo plazo. Sumado a ello, este instrumento vinculante constituye un aporte sustancial para elaborar políticas públicas, negociar recursos y acciones y orientar la agenda de gobierno. Al mismo tiempo, la Convención es una herramienta educativa y de sensibilización.

Por su parte Mónica Roqué, directora de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores (DINAPAM) del Ministerio de Desarrollo Social de Argentina, destacó en su exposición que la Convención es un instrumento muy moderno que obliga a los Estados en el cumplimiento de los derechos y en la protección contra todo tipo de discriminación hacia las personas mayores.

Seguidamente, Ideli Salvatti, asesora en Acceso a Derechos y Equidad de la OEA indicó que uno de los aspectos más importantes de la Convención es que contempla un mecanismo de vigilancia para su adecuada implementación y aplicación.

Por último, por la sociedad civil Águeda Restaino, representante de la Red Nacional de Adultos Mayores, leyó una proclama en la que se realizó un recorrido de la trayectoria de la Red y su vínculo de trabajo con Inmayores. Águeda enfatizó que la Convención llena un vacío que permite reconocer, reclamar y exigir los derechos humanos de las personas mayores.

Para Inmayores la aprobación de la Convención Interamericana ha significado un gran avance hacia un cambio de paradigma en torno a la vejez y el envejecimiento. Por tanto, se encuentra comprometido a aunar esfuerzos por parte del Estado y de la sociedad civil para que este instrumento se ratifique a corto plazo en el país para trabajar en pos de su implementación.

Redes sociales de Inmayores Cuenta oficial del MIDES en Instragram Canal oficial del MIDES en Youtube Cuenta oficial del MIDES en LinkedIn Facebook oficial del Ministerio de Desarrollo Social Cuenta oficial del MIDES en Twitter